Úlcera indolente en el perro: todo lo que tienes que saber

 

úlcera indolente en proceso de cicatrización

úlcera indolente en proceso de cicatrización

 

 

Hoy os hablaré sobre la úlcera indolente del perro, una enfermedad muy frecuente en nuestras mascotas y que en la clínica vemos con mucha frecuencia. Seguro que más de una vez te has preguntado qué es o cómo se trata.

Qué es la úlcera indolente

Antes que nada, ¿qué es una úlcera corneal indolente? se trata de las úlceras corneales recurrentes caninas más frecuentes. Son típicas de perros de mediana o avanzada edad. Las razas braquicefálicas o de morro chato están predispuestas, pero cualquier raza se puede ver afectada.

Es una enfermedad dolorosa que puede durar semanas a meses hasta que se resuelve del todo. Típicamente son úlceras corneales superficiales con los bordes no adheridos, y sin afectación de las capas más profundas.

Se producen porque faltan las adhesiones normales entre las células del epitelio, o porque se deposita una membrana hialina que evita la adhesión.

Deberemos sospechar de una úlcera indolente si tarda más de una semana en curar, pero es muy importante diferenciarlas de otros tipos de úlceras corneales, ya que el tratamiento sería completamente diferente, así como el pronóstico.

Las úlceras indolentes reciben diferentes nombres, como “úlcera tórpida”, “úlcera del Boxer”, SCCED (del inglés “spontaneous chronic corneal epithelial defect”), por nombrar sólo algunos.

Tratamiento

Se han propuesto diferentes tratamientos, tanto médicos como quirúrgicos. Los objetivos del tratamiento son:

  • aliviar el dolor, evitar infecciones y facilitar el crecimiento del nuevo epitelio

 

  • eliminar el epitelio corneal no adherente y promover un nuevo epitelio con buenas adhesiones

 

Casi siempre comenzamos con un tratamiento médico y con un desbridado manual bajo anestesia tópica. Este es el primer paso y tiene un elevado porcentaje de éxito. En los casos en los cuales el resultado del desbridado no es satisfactorio, se realiza una queratotomía superficial en rejilla o punctata después del desbridado. Con esta cirugía se consiguen tasas elevadas de éxito, pero no todos los casos responden positivamente y tenemos que realizar otros tratamientos.

Existen otros procedimientos quirúrgicos que suponen casi un 100% de éxito, pero que implican anestesia general, equipamiento especializado y microscopio quirúrgico. Además, al tratarse de técnicas más agresivas, pueden dejar mayor cicatriz en la córnea.

Es muy importante recalcar que todos estos tratamientos quirúrgicos necesitan un tratamiento médico adyuvante, que puede variar entre cada paciente, y has de tener en cuenta que, por sus características, tardará como mínimo entre 1 y 2 semanas en curar.

Es un problema tan frecuente en la consulta de oftalmología que se investigan contínuamente nuevos tratamientos médicos y quirúrgicos. Uno de los últimos tratamientos propuestos y que según artículos publicados tiene un porcentaje de curación de más del 90%, es el desbridado con fresa oftálmica o Diamond Burr.

Tiene la ventaja que se puede realizar con el paciente despierto o sedado si hace falta. De hecho, es la última tendencia en oftalmología veterinaria por sus buenos resultados y porque es mínimamente traumática.

 

ulcera indolente vascularizada en un boxer

ulcera indolente vascularizada en un boxer

 

ulcera corneal indolente en un bulldog francés

ulcera corneal indolente en un bulldog francés

 

En VetVisió realizamos todas las técnicas quirúrgicas para curar las úlceras indolentes de la forma más rápida posible. Llámanos sin compromiso i necesitas más información.

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Categorías: