pequinés blanco viejo
pequinés en la consulta

El envejecimiento en perros y gatos

Hace poco me entrevistaron en la radio y uno de los temas que traté fue las mascotas “senior”.  Aquí dejo el enlace a los podcast de la entrevista. Por eso hoy voy a ampliar esa información. Nuestras mascotas, cuando llegan a una edad madura, empiezan a notar signos de envejecimiento. Esta edad es variable, pero podríamos decir que está entre los 7 y 9 años en perros y en 10 años en gatos.

A nivel general notaremos cambios, como mayor pelo blanco, mayor inactividad etc, pero yo os quiero hablar de los cambios oculares que llegan con la edad. El ojo envejece, como todos los tejidos del organismo, y eso puede llevar a enfermedades, rápido empeoramiento de enfermedades ya presentes o pérdida de algunas funciones del ojo.

Vamos a ir por partes, de más exterior a más interior.

PÁRPADOS

La piel de los párpados pierde elasticidad y puede existir caída del párpado superior (ptosis) y del inferior (ectropión) dejando un ojo desprotegido y con mayor riesgo de irritación por los pelos.

Según el caso,  se puede corregir con lubricantes pero en algunos casos se recomienda una corrección quirúrgica.

También incrementa el riesgo de padecer tumores oculares y de los anexos. Dependiendo de la localización y del grado de malignidad se hará una vigilancia o se recomendará la extirpación quirúrgica. En los párpados, los tumores son muy frecuentes, y aunque no son malignos en muchas ocasiones, hay que retirarlos pronto para evitar daños  en la córnea y para evitar que adquieran un gran tamaño. Un tumor palpebral de gran tamaño resulta mucho más complicado de operar.

APARATO LACRIMAL

Puede aparecer un déficit cualitativo y cuantitativo de lágrima, llevando al ojo seco o queratoconjuntivitis seca. Puede ser tanto unilateral como bilateral y requiere de un buen diagnóstico. Es un proceso que puede llegar a ser grave y muy molesto para el animal.

Requiere de tratamiento médico específico en función del caso y la gravedad de los signos. Suele ser un proceso crónico con altibajos. Un adecuado seguimiento es importante.

CÓRNEA

Si se produce una úlcera corneal, puede ser más difícil de obtener la cicatrización ya que los tejidos regeneran más lentamente con la edad. Además, existen factores de riesgo asociados con la edad, como son la sequedad ocular, la irritación por pelos faciales, o los depósitos corneales.

Degeneración corneal: se trata de unos depósitos corneales blanquecinos, que pueden ser de calcio o cristales de colesterol. Pueden aparecer a consecuencia de una cicatrización anormal de la córnea, una irritación continuada o por un desórden metabólico. A menudo recomendamos analítica sanguínea para descartar problemas hepáticos, tiroideos etc.

UVEA

Con la edad, puede incrementarse el riesgo de padecer tumores uveales y sus complicaciones, como glaucoma, hemorragia, desprendimiento de retina etc.

A menudo la masa o la sangre no permiten ver el interior del globo ocular y necesitamos realizar pruebas complementarias, como la ecografía ocular.

CRISTALINO

En este otro post hablo de la catarata, así que aquí sólo quiero hacer un recordatorio que es una de las causas de ceguera EVITABLE más frecuentes. Sin embargo, hay que saber diferenciar la catarata en el perro de la esclerosis nuclear de cristalino, un proceso de envejecimiento fisiológico y natural.

RETINA

En algunas razas, está determinada de forma genética la atrofia progresiva de retina o APR. Esta enfermedad aparece a los 6-7 años de edad y es crónica y progresiva. A día de hoy no existe tratamiento curativo. Es necesario hacer pruebas funcionales de retina y hacer un seguimiento de sus posibles complicaciones.

Estas son las enfermedades o procesos más comunes en nuestras mascotas de edad avanzada. Si tienes dudas, pide una cita para hacer un chequeo.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0
Categorías: