El ojo rojo en el perro. Mi perro tiene el ojo rojo, ¿qué puede ser?

 

ojo rojo en cachorro

 

Hoy voy a hablarte de un tema recurrente en la clínica: EL OJO ROJO. Es un problema que veo a diario, de hecho es uno de los motivos más frecuentes de visita.

Antes que nada, debes saber que no siempre que nuestro perro tiene el ojo rojo es por conjuntivitis. Hay muchas más causas. Vamos a verlas una a una.

Porqué mi perro tiene el ojo rojo

CONJUNTIVITIS

Es el motivo principal de ojo rojo en el perro. También se acompaña de lagrimeo excesivo o legañas en los ojos. Otros síntomas típicos son que el perro cierra los ojos, le pican y se frota los ojos.

Es una enfermedad benigna en la mayoría de casos, causada por alergias o por bacterias, y que con un colirio en pocos días suele mejorar.

En mi experiencia, muchos perros alérgicos o atópicos tienen conjuntivitis. En estos casos, hay que tratar los ojos pero también la piel en general.

 

ojo rojo por conjuntivitis

perro con conjuntivitis y legañas verdes

OJO SECO

El ojo seco o queratoconjuntivitis seca también produce ojo rojo porque se deshidrata y se irrita con mucha rapidez. Además, los perros con ojo seco tienden a tener legañas verdes y espesas, que cuestan de limpiar y que al poco rato vuelven a salir.

Esta enfermedad también produce dolor y muchas complicaciones y secuelas si no se trata. La córnea se oscurece para protegerse, pierde brillo y el perro se puede quedar ciego a consecuencia de esto. Además la córnea reseca es susceptible de sufrir ulceraciones y erosiones, y es más fácil que éstas se infecten. La lágrima del perro es rica en agentes nutritivos y antibacterianos, si falta lágrima el ojo pierde sus recursos naturales de protección.

Se trata de una enfermedad con predisposición racial muy marcada, pero también tiene otras causas. Por aplasia de la glándula lacrimal (esto quiere decir que ha nacido sin glándula), por enfermedades víricas como el moquillo, por enfermedades inmunomediadas, por fármacos, por alteraciones del sistema nervioso…

Como ves, el hecho que haya tantas causas hace que para enfocar el tratamiento de la forma más correcta posible, tengamos primero que intentar  saber el origen. No es lo mismo que haya nacido sin glándulas que tenga una parálisis facial, por ejemplo.

En la mayoría de casos con tratamiento médico podremos controlar la enfermedad, de hecho actualmente existen muchas opciones de tratamiento, pero en otros el tratamiento no va a dar los resultados esperados y se puede recomendar la cirugía. Hoy en día se están realizando transplantes de mucosa oral o transposición del conducto de Stenon con resultados satisfactorios.  Tienes que tener claro que es una enfermedad crónica y que necesita tratamiento de por vida en la mayoría de los casos.

 

ÚLCERA CORNEAL

Una úlcera corneal, ya sea superficial o profunda, siempre va a producir cierto grado de enrojecimiento porque produce dolor e irritación. También veremos con frecuencia lagrimeo o legañas. El perro con una úlcera suele cerrar el ojo afectado, a veces de forma intensa.

Para tratar una úlcera corneal y que tengamos éxito en el tratamiento hay que ver si tiene un cuerpo extraño corneal  párpados enrollados hacia dentro o hacia fuera, pestañas que rozan, ojo seco etc. Muchísimas cosas pueden producir una úlcera.  Además, si no se cura rápidamente puede querer decir que se está complicando, porque se ha infectado, porque no hemos determinado la causa, porque es cada vez más profunda o porque es una úlcera indolente.

Sea como sea, hay que tratarla y revisionarla a los pocos días. La córnea mide menos de 1 mm de grosor en nuestras mascotas.

 

 

GLAUCOMA

Otra de las causas principales de ojo rojo. El glaucoma es un síndrome que se caracteriza por producir un incremento de la presión dentro del ojo, la presión intraocular. Como el ojo está sometido a cada vez más tensión interna, los vasos se congestionan y se enrojecen. Produce un dolor tremendo los primeros días. El ojo se hace cada vez más grande y la retina, el nervio óptico y todos los tejidos internos sufren. Si no se detecta a tiempo, es la principal causa de ceguera repentina e irreversible. En humana también.

En un perro con glaucoma veremos: ojo rojo, de mayor tamaño, dolor intenso, pupila dilatada. Puede ser en un ojo o en los dos. Para diagnosticarlo hay que medir la presión intraocular y valorar muy bien las estructuras internas para ver el alcance de los daños.

 

ojo rojo glaucoma perro

perro con ojo rojo por glaucoma

UVEÍTIS

Esta es otra de las causas principales de ojo rojo, y tal vez una de las más difíciles de diagnosticar. De hecho, estoy preparando un curso para veterinarios sobre este tema.

La uveítis es una inflamación interna del ojo, de una parte que se llama úvea. La úvea comprende el iris y todas las capas intermedias del globo. Está muy vascularizada y pigmentada, así que cualquier cosa puede producir uveítis. De hecho se llama úvea porque recuerda a una uva. Pueden ser causas locales o causas sistémicas. En un caso de uveítis grave hay que hacer analítica completa para intentar determinar la causa. A menudo me vienen perros con uveítis y a raíz de esto diagnostico enfermedades como leishmania, ehrlichia, tumores, infecciones de matriz…

La uveítis produce muchos síntomas diferentes, pero una de las primeras cosas que podemos observar es ojo rojo, ojo turbio, lagrimeo y dolor. Como ves, es bastante inespecífico en muchos casos.

 

ojo rojo perro con úlcera corneal indolente

úlcera indolente en proceso de cicatrización

 

Bien, pues estas son las principales causas de ojo rojo en el perro. Fíjate que en casi todos los casos van acompañadas de dolor y lagrimeo, por lo que no nos podemos fiar a la hora de emitir un diagnóstico sólo con estos signos.

Cada enfermedad tiene su tratamiento específico. Así que aquí viene el consejo: si vas a la farmacia a que te dén un colirio, ¡¡que no lleve corticoides nunca!!

Si no sabes por qué tiene el ojo rojo, piensa que un corticoide, si hay úlcera o infección va a empeorar los síntomas muy rápidamente. Así que pide un colirio sólo con antibiótico y algún limpiador. Pero si en 24h máximo no notas mejoría, acude al veterinario. Esto es una recomendación general, tómatela como tal. Has visto que hay muchas enfermedades que producen síntomas parecidos, no te la juegues.

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0
Categorías: