12 consejos para evitar el golpe de calor en el perro

Aviso: es un texto largo con muchos consejos

Estos días estamos ante la primera ola de calor del verano, y con ella llega el riesgo de que nuestras mascotas padezcan un golpe de calor.

Como sabéis (todos vemos casos en la tele e internet), cada año hay casos que, por negligencias, descuidos o desconocimiento acaban con la muerte de mascotas, sobretodo perros. No tendría que pasar, pero aún pasa, y en nuestra mano está conscienciar sobre los peligros de las altas temperaturas y evitar así el golpe de calor.

Cuando se da un golpe de calor, puede pasar desde quemaduras en la piel y almohadillas, hasta daño en órganos internos, en la coagulación de la sangre, convulsiones y muerte del animal.

Tal vez te parezca exagerado si nunca lo has vivido, pero créeme que un golpe de calor es GRAVE. A lo largo de mi carrera profesional he tenido que atender muchos casos y no siempre se llega a tiempo.

Qué podemos hacer para evitar un golpe de calor

  • la temperatura del suelo sube muchos grados por lo que puede quemar almohadillas. Piensa que balcones y terrazas también pueden quemar. La regla básica es: si tu no puedes caminar descalzo/a, entonces tu mascota tampoco.
  • Haz los paseos cuando hace menos calor, bien temprano por la mañana o al atardecer.
  • La humedad ambiental también es un factor de riesgo. En ambientes muy húmedos, no pueden termorregularse bien.
  • No lo dejes en el coche (esto no nos cansaremos de repetirlo). Y si tienes que hacerlo, deja el coche aparcado en la sombra, con las ventanas bajadas y si es posible, el aire acondicionado.
  • Por muy atlético o muy en forma que esté tu perro, si hace un ejercicio intenso en horas de calor, puede sufrir un golpe de calor igual si no termorregula suficientemente rápido.
  • Asegúrate que tenga SIEMPRE acceso al agua. Si pasa muchas horas solo/a, pon varios recipientes, o recipientes grandes.
  • Si está en un jardín, asegúrate que haya sitios de sombra. Y piensa que el sol se mueve a lo largo del día por lo que por la mañana puede estar a la sombra y a mediodía no tener ningún rincón fresco. Piénsalo.
  • Garajes y sitios pequeños y mal ventilados son muy peligrosos. Los garajes que tienen puertas metálicas, se calientan muchísimo más rápido.
  • Peina y elimina los nudos del pelaje, sobretodo en perros de pelo largo. Ayudarás a que la piel respire y se forma una cámara de aire que refrigere mejor.
  • Olvídate de rapar a tu perro/gato. Cualquier peluquero/a canina competente te lo dirá.
  • Considera, si es posible, poner una piscina o un barreño para que se refresque. Además, si le gusta el agua, se lo pasará pipa!!

Consejo final

Por último, pero no menos importante, si tu perro, después de jugar de forma intensa o pasar mucho rato al sol, empieza a jadear fuerte, tiene los ojos desorbitados, babea, no sabe cómo ponerse, busca la sombra… remójalo un poco con agua fresca pero no helada (este punto es importante) en patitas, vientre y orejas. Ponlo a la sombra y llama o vuela a tu veterinario/a de confianza.

Categorías: